Entrevista con Alexandria Ocasio-Cortez: lo que la izquierda progresista espera de Biden

OCASIO_CORTEZ.jpg

Alexandria Ocasio-Cortez, congresista en la cámara de representantes de Estados Unidos, es miembro del Partido Demócrata y de una agrupación política llamada Socialistas Democráticos de América que apoya a los demócratas. La congresista, de origen hispano, explica en una entrevista realizada por Astead W. Herndon para el New York Times, las expectativas del ala izquierda de los demócratas respecto a la presidencia del país en la próxima legislatura.

Ya tenemos una comprensión más completa de los resultados. ¿Cuál es tu interpretación general?

La principal es que ya no estamos en una caída libre al infierno. Pero si vamos a recuperarnos o no es la cuestión central. Hemos frenado la caída. Y la pregunta es si y cómo nos vamos a recuperarnos.

Sabemos que la cuestión racial es un problema y que evitarla no resuelve ningún problema electoral. Debemos desarmar activamente el potente efecto del racismo en las urnas.

Pero también hemos descubierto que las políticas progresistas no perjudican a los candidatos. Todos los candidatos que copatrocinaron Medicare para todos en un distrito indeciso han conservado su escaño. Además, sabemos que copatrocinar el Green New Deal tampoco ha sido causa de derrota. Mike Levin fue uno de los copatrocinadores originales de la ley y ha conservado su escaño.

En relación con tu primer punto, los demócratas han perdido escaños en unas elecciones en las que se esperaba que ganasen más. ¿Lo atribuyes al racismo y al supremacismo blanco en las urnas?

Creo que será muy importante cómo trata internamente el partido este tema y si va a ser honesto al realizar una verdadera autopsia y realmente indagar por qué las perdidas. Porque antes incluso de que tuviéramos datos sobre muchas de estas campañas electorales ya había quién señalaba con el dedo a los progresistas y acusaba al Movimiento por las Vidas Negras de tener la culpa.

He comenzado ha analizar en detalle esas campañas. Y el hecho es que he desbancado a otros demócratas en los últimos dos años. He derrotando las campañas dirigidas por el DCCC estos dos años. Así conseguí entrar en el Congreso. Así es como conseguimos que se eligiera a Ayanna Pressley. Así ganó Jamaal Bowman. Así lo consiguió Cori Bush. Así que sabemos cuales son los puntos vulnerables de las campañas demócratas.

Algunos de estos puntos débiles son ilegales. Son malas prácticas. Conor Lamb gastó $ 2,000 en Facebook la semana antes de las elecciones. No creo que nadie que no este en la web de una manera real en este Año de Nuestro Señor 2020 y pierde una elección pueda culpar a nadie más si ni siquiera está en la web.

Y hemos analizado muchos aspectos de estas campañas derrotadas, y la realidad del asunto es que si no estás invirtiendo $ 200,000 en Facebook para recaudar fondos, para convencer, para reclutar voluntarios, para convencer a la gente de que vote … la semana antes de las elecciones, no se está funcionando a toda máquina. Y ni una sola de estas campañas ha estado funcionando a toda máquina.

Bueno, Conor Lamb ganó. Lo qué estás diciendo es que ¿La falta de inversión en promoción digital y campañas han sido una causa más importante de la derrota de los  demócratas moderados que las políticas progresistas?

Esta gente están apuntando hacia los mensajes republicanos que realmente creen que han acabado con ellos, ¿verdad? Pero, ¿por qué son tan vulnerables a estas acusaciones?

Si no haces campaña puerta a puerta, si resulta que no estás en la web, si tus principales instrumentos de campaña son la televisión y el correo, es evidente que no estás haciendo una campaña a toda máquina. Simplemente no veo cómo alguien puede atreverse a hacer estas afirmaciones ideológicas cuando no ha realizado una campaña de verdad.

Nuestro partido ni siquiera esta en la web, no de una manera real que muestre su capacidad. Y así, sí, han sido vulnerables a esos mensajes, porque ni siquiera estaban en los medios donde estos mensajes han sido más potentes. Claro, puedes acusar al mensaje, pero han sido unos “patos de feria”, meros patos sentados de un tiro al blanco.

Barack Obama construyó con razón un equipo completo de campaña a nivel nacional sin depender del Comité Nacional Demócrata. Y cuando dejó de utilizarlo perdimos la mayoría de la Cámara. Porque el partido, por sí mismo, no tiene la capacidad mínima para ello, y no hay cantidad de dinero que pueda arreglarlo.

Si pierdo mi elección, salgo y digo: “Es culpa de los moderados. La causa es que no se nos permitió tener una votación sobre Medicare para todos “. Y abren mi caja de campaña y descubren que solo gasté $ 5.000 en anuncios de televisión la semana antes de las elecciones, ¿qué pasaría? Se reirían de mí. Y eso lo que esta ocurriendo cuando intentan responsabilizar al Movimiento por las Vidas Negras de su derrota.

¿Hay algo que te haya sorprendido en este martes electoral? ¿O reconsiderar tus puntos de vista previos?

La proporción del apoyo blanco a Trump. Creía que la votación estaba sellada, sin embargo, simplemente al verla, tenía esa sensación de darme cuenta del trabajo que ahora tenemos que hacer.

Tenemos que hacer mucho trabajo anti-racista, una campaña profunda puerta a puerta en todo el país. Porque si seguimos perdiendo sectores del electorado blanco y simplemente permitimos que Facebook radicalice a más votantes blancos, no hay suficientes personas de color y jóvenes que puedan compensar eso.

Pero el problema inmediato es que  creo que gran parte de la estrategia demócrata es evitar trabajar en ese sentido. Se limita a intentar no despertar al oso. Ese es su argumento con el  recorte de fondos a la policía, ¿verdad? No agitar el resentimiento racial. No creo que eso sea sostenible.

Hay mucho pensamiento mágico en Washington, que estas cosas solo incumben a gente especial que cae desde arriba. Año tras año, rechazamos la idea de que trabajen y lleven a cabo campañas sofisticadas con la excusa de que son personas mágicas y especiales. Quiero que la gente se quite estas gafas y se dé cuenta de cómo hacer las cosas mejor.

Si eres del DCCC y los candidatos titulares están siendo sangrados por los nuevos candidatos progresistas, quizás quiera utilizar alguna de esas firmas consultoras de campaña.. Pero en vez de hacer eso, las prohíbe. El DCCC ha prohibido todas y cada una de las mejoras agencias del país en organización digital.

La dirección y una parte del partido – francamente, gente en algunos de los puestos de toma de decisiones más importantes del partido – están tan cegadas por este sentimiento anti-activista que son ciegas ante los medios y ventajas que proporcionan.

Llevo dos años pidiendo al partido que me dejen ayudarles. Ese es otro de los motivos de mi indignación. He intentando ayudar. Antes de las elecciones, me ofrecí a ayudar a cada uno de los candidatos demócratas en distritos indecisos. Y todos ellos, menos cinco, rechazaron mi ayuda. Y los cinco de distritos vulnerables o indecisas a las que ayudé consiguieron la victoria o están camino hacia una victoria segura. Y todos los que rechazaron mi ayuda están perdiendo. ¡Y ahora nos culpan de su pérdida!

Por eso quiero que mis colegas comprendan que no somos el enemigo. Y que su base no debería ser el enemigo. Que el Movimiento por las Vidas Negras no debería ser el enemigo, que Medicare para todos no debería ser el enemigo. No se trata de ganar un debate. Sino de que si siguen equivocándose, quiero decir, simplemente están demostrando su propia inutilidad.

¿Qué expectativas tienes sobre la apertura de la administración Biden hacia la izquierda? ¿Y cuál es su estrategia para cambiarla?

No sé hasta que punto estarán abiertos. Y no es algo personal. Simplemente, la historia del partido es que las bases son importantes a la hora de ser elegidos, pero son olvidadas después.

Siento que el periodo de transición indicará si la administración Biden adoptará o no una estrategia más abierta y colaborativa, o si será una estrategia de contención y enfriamiento. Porque la transición de Obama marcó una tendencia para 2010 y fue la causa de algunas de las pérdidas demócratas en la Cámara. Fueron muchas de estas decisiones en el periodo de transición, y quién fue nombrado para puesto de dirección, lo que realmente determinó, como era de esperar, la estrategia de gobierno.

¿Y si la administración es hostil? ¿Si adoptan el punto de vista de John Kasich sobre quién debe ser Joe Biden? ¿Qué harás?

Bueno, no estaré muy animada, porque vamos a perder. Y así son las cosas. Estos nombramientos de transición, envían una señal. Determinan una narrativa de a quién atribuye la administración esta victoria. Y será realmente difícil después de que los activistas jóvenes inmigrantes ayudasen probablemente a ganar Arizona y Nevada. Va a ser realmente complicado después de Detroit y de que Rashida Tlaib fuera la que consiguiera los votantes en su distrito.

En realidad, es muy difícil recurrir a los no votantes cuando realmente sienten que nada cambia para ellos. Cuando realmente sienten que la gente no los ve, ni reconoce su participación.

Si después de que el 94 por ciento de Detroit fuera para Biden, si después de que los organizadores negros simplemente duplicaran y triplicaran la participación en Georgia, si después de que tanta gente organizase Filadelfia, el Partido Demócrata cree que fue John Kasich quién ganó estas elecciones, no puedo ni imaginar lo peligroso que eso es.

Estás diagnosticando tendencias a nivel nacional. Quizás eres la voz más conocida de la izquierda en la actualidad. ¿Qué podemos esperar de ti en los próximos 4 años?

No lo sé. Creo que probablemente tendré más respuestas a medida que avancemos en la transición y hacia el nuevo período. Cómo responda el partido influirá mucho en mi estrategia y en lo que siento que es necesario

Los dos últimos años han sido bastante hostiles. Externamente, hemos sido rentables. Externamente, ha habido un montón de ayuda, pero internamente, ha sido extraordinariamente hostil a cualquier cosa que huela a progresista.  

¿Está el partido dispuesto a sentarnos y trabajar colectivamente y pensar cómo vamos a hacer uso de los medios de todos en el partido? ¿O simplemente se van a limitar a doblar la presión en esta estrategia asfixiante? Eso determinará lo que haga.

¿Existe un escenario que sea lo suficientemente hostil como para que estemos hablando de una campaña para el Senado en un par de años?

Realmente no lo sé. Ni siquiera sé si deseo estar en política. Sabes, de hecho, en los primeros seis meses de mi legislatura, ni siquiera sabía si iba a postularme para la reelección este año.

¿De verdad? ¿Por qué?

Es la tensión. Es el estrés. Es la violencia. Es la falta de ayuda de tu partido. Es tu propio partido que te considera el enemigo. Cuando sus propios colegas filtran de forma anónima a la prensa y luego se dan la vuelta y te acusan de decir lo que piensas con nombre y apellidos.

Decidí postularme para la reelección porque sentí que necesitaba demostrar que esto es real. Que este movimiento es real. Que no fui elegida por casualidad. Que la gente realmente necesita atención médica asegurada y que la gente realmente necesita que el Partido Demócrata luche por ellos.

Pero soy sincera cuando le digo a la gente que las probabilidades de que me presente a unas elecciones más importantes o de que me retire a una granja perdida son probablemente las mismas. 

Democratic Socialists of America

Vía: Sin Permiso

Publicación original: The New York Times

Traducción: Enrique García

scroll to top