Comunicació i xarxa

Vuelven las Google Glass

GoogleGlass1

Las Google Glass fueron uno de los proyetos más ambiciosos de Google que, a pesar de la sensación que causó su proyectado lanzamiento, acabó frustrado. Ahora, parece que un emprendedor prepara un relanzamiento de las gafas hiperconectadas.

Lejos de desanimarse por aquel fracaso en 2012, Tony Fadell, creador del iPod fundador y director ejecutivo de Nest –una empresa fabricante de gadgets tecnológicos para el hogar, adquirida por Google– está trabajando en el rediseño y nuevo lanzamiento de las Google Glass. Fadell ya trabajó en el desarrollo de sus componentes de cristal, y ahora ha declarado que no informará del proceso de reelaboración del dispositivo hasta que no esté todo listo para que salga al mercado.

En 2012, las Google Glass llegaron a ser comercializadas entre un pequeño grupo de usuarios, al tiempo que despertaban el interés de todo el mundo tecnológico y de la red; alguien les llamó El gadget y la revista Time las nominó como uno de los grandes inventos tecnológicos del año. Incluso la serie Los Simpson les dedicó un capítulo. Pero lo que parecía que iba a ser el próximo paso de la revolución de la red –¿una puerta a la web 3.0?– se convirtió en un fiasco. Las gafas hiperconectadas fueron acogidas por el mundo de la moda como el primer tecnogadget que podía ser incorporado a la imagen personal, de modo que modelos masculinos y femeninos comenzaron a lucirlas en sesiones de fotos y desfiles de moda, incluida la Fashion Week de Nueva York. Pero los usuarios experimentales se encontraron con que el proyecto no ofrecía todas las prestaciones que prometía, su conectividad atrapaba todo tipo de virus y malware y algunos sectores, como las salas de exhibición cinematográfica, los casinos y los bares de copas  prohibieron su uso en sus recintos. La bajísima duración de la batería tampoco ayudó a superar el trago.

En resumidas cuentas, las Google Glass fueron un proyecto prometedor que fue dado a conocer y lanzado a una enorme popularidad cuando el producto final estaba lejos de estar terminado y de ofrecer unas prestaciones aceptables.

Ahora, Tony Fadell piensa replantear y rediseñar las Google Glass desde el principio y no las va a lanzar hasta que no estén del todo terminadas. No va a haber operaciones experimentales en público y todo se mantendrá en secreto hasta el final.

Vía: Cultura Digital, por Clàudia Coll.

Why Google Glass broke, en The New York Times.

 

 

 

SUBSCRIVIU-VOS A LES ACTUALITZACIONS PER CORREU LECTRÒNIC

Només cal que envieu la vostra adreça de correu a l'enllaç següent (les vostres dades seran custodiades).
Subscriviu-vos a Gabriel Jaraba Online per correu electrònic