Comunicació i xarxa

Barcelona es una ciudad conectada pero quiere reducir la brecha digital

mobile capital

Barcelona es una ciudad conectada: de cada 100 ciudadanos, 85 se conectan a diario a Internet. La ciudad presenta unos índices de acceso y usos de Internet que la sitúan al mismo nivel que las principales capitales europeas. Sin embargo, en los barrios donde se dan menores niveles de renta y de educación existen aún brechas en el uso de las nuevas tecnologías.

El uso generalizado de Internet por parte de los barceloneses se refleja en que 2 de cada 3 ciudadanos responden a un perfil digital intermedio o avanzado: utilizan un mínimo de dos dispositivos para conectarse y han realizado por lo menos cuatro actividades en Internet en los últimos tres meses. Las actividades más comunes suelen ser la consulta del correo electrónico, la lectura de noticias y el uso de las redes sociales.

Estas cifras forman parte de un informe sobre la brecha digital en la ciudad de Barcelona,  elaborado por la Fundación Mobile World Capital por encargo del ayuntamiento de la ciudad, en el que se describe detalladamente el acceso, el uso y la calidad del mismo que los ciudadanos de Barcelona hacen de las TIC para detectar las desigualdades entre barrios y poder trabajar para solucionarlas.

Concretamente, la brecha digital hace referencia a la desigualdad entre las personas que puedan tener acceso o conocimiento en relación a las nuevas tecnologías y las que no. Existen tres tipos de brecha digital: de acceso, de uso y de calidad de uso. En otras palabras, de capacidad de acceso y de conocimiento de uso de esa tecnología, así como de capacidad individual de uso de las herramientas que ofrece la red.

En el informe La brecha digital en la ciudad de Barcelona, elaborado por la Fundación Mobile World Capital por encargo de Ajuntament de Barcelona, se describe detalladamente el acceso, el uso y la calidad del mismo que los ciudadanos de Barcelona hacen de las TIC para detectar las desigualdades entre barrios y poder trabajar para solucionarlas. La voluntad de Ajuntament de Barcelona es poner las TIC a disposición de toda la ciudadanía, incorporando servicios de base tecnológica para mejorar la gestión de la ciudad y la relación con sus ciudadanos.

Barcelona es una ciudad conectada: de cada 100 ciudadanos, 85 se conectan a diario. La ciudad presenta unos índices de acceso y usos de Internet que la sitúan al mismo nivel que las principales capitales europeas. Aun así, la ciudad tiene el reto de mejorar la penetración en los barrios donde el nivel de renta y el nivel educativo presentan todavía brechas en el uso de las nuevas tecnologías.

El uso generalizado de Internet por parte de los barceloneses se refleja en que 2 de cada 3 ciudadanos responden a un perfil digital intermedio o avanzado: utilizan un mínimo de dos dispositivos para conectarse y han realizado por lo menos cuatro actividades en Internet en los últimos tres meses. Las actividades más comunes suelen ser la consulta del correo electrónico, la lectura de noticias y el uso de las redes sociales.

El informe concluye que ni el género ni la nacionalidad son factores que intervienen en la brecha digital en la ciudad de Barcelona. Ser hombre o mujer no determina el acceso y uso de Internet, una característica que equipara Barcelona con los países nórdicos europeos. Asimismo, aunque los ciudadanos de nacionalidad española se conectan más a Internet desde sus hogares y sus smartphones que los extranjeros, éstos utilizan otras vías para acceder a estos servicios.

La edad, sin embargo, sí que se establece como un criterio que afecta a esta brecha digital, especialmente a partir de los 64 años. Hasta esa edad, por lo menos 7 de cada 10 barceloneses dispone de smartphone con acceso a Internet, cifra que posteriormente disminuye. Sin embargo, entre los 65 y los 74 años, dos tercios de la población dispone de acceso a la red en el hogar, y casi la mitad también tiene smartphone.  Pese a ello, los intereses y las necesidades vitales de este estrato de la población los diferencian de los más jóvenes a la hora de usar estas herramientas.

Así por ejemplo, el 84% de los barceloneses dispone de internet en su domicilio aunque la media se elva hasta el 96% en Les Corts, mientras que en Torre Baró solo están conectados un 62% de hogares.

Informe: La brecha digital en la ciudad de Barcelona, elaborado por Roca Salvatella para Mobile World Capital Barcelona.

Para tratar de paliar la brecha digital en la ciudad, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha el proyecto ‘Ciberalfabetización’, compuesto por tres programas de formación gratuitos. Se trata de cursos de inclusión digital de corta duración que se imparten en 31 bibliotecas de los 10 distritos de la ciudad. De cada programa se están haciendo diferentes ediciones con grupos de entre 10 y 12 participantes.  La iniciativa se enmarca en el Plan Barcelona Ciudad Digital 2017-2020, y está impulsado por Barcelona Activa y el Consorcio de Bibliotecas de la ciudad

Se ha diseñado un programa formativo para niños de 7 a 12 años a paretir del ‘software’ SCRATCH, un proyecto para enseñar el lenguaje de programación y fomentar el aprendizaje a través del juego y la experimentación. El curso tiene una duración de 12 sesiones de 2 horas cada una.

También se ha definido una formación para jóvenes de 12 a 17 años que quieran ser prescriptores literarios en la red. Es el fenómeno de los booktubers, que nació en Estados Unidos hace años. Se pretende fomentar los hábitos de lectura y enseñar las herramientas de edición de vídeos, así como técnicas de expresión oral y escrita y desarrollar habilidades de promoción en redes sociales. En este caso, el curso se estructura en 4 sesiones de 2 horas de duración.

El tercero de los programas formativos de iniciación digital es para personas mayores de 55 años, la que mayoritariamente está menos conectada. A lo largo de las 4 sesiones del curso, de 2 horas cada una, se enseña a utilizar los dispositivos móviles, a conectarse y navegar por internet o utilizar aplicaciones para poder comunicarse con familiares y amigos. Sirve para estar al día y familiarizarse con las nuevas tecnologías.

Hasta ahora, ya han participado o están inscritas en alguno de los tres programas 901 personas. De éstas, más de la mitad (563) son participantes del curso de iniciación digital, mientras que 182 niños asisten a las sesiones formativas de programación y 156 jóvenes se están preparando para ser ‘booktubers’.

Ya están abiertas las convocatorias para inscribirse en los cursos que comenzarán las semanas del 6 y 20 de marzo en diferentes bibliotecas. Se puede hacer a través de la web barcelona.cat/estason o en las mismas bibliotecas municipales.

 

SUBSCRIVIU-VOS A LES ACTUALITZACIONS PER CORREU LECTRÒNIC

Només cal que envieu la vostra adreça de correu a l'enllaç següent (les vostres dades seran custodiades).
Subscriviu-vos a Gabriel Jaraba Online per correu electrònic